10 consejos para controlar el estrés abrumador de los tiempos difíciles

Fuente: Deborah L. Davis

Hay mucho que estresar en estos días. La naturaleza ha batido récords en todo el mundo con enormes incendios forestales, huracanes devastadores, terremotos masivos, monzones devastadores y olas de calor mortales. Si se ha visto afectado personalmente por alguna de estas catástrofes, es posible que esté experimentando estrés traumático. Incluso si no está directamente en peligro, puede conocer a alguien que lo está, o puede estar profundamente afectado por las imágenes e historias de devastación y sufrimiento, de tal manera que está experimentando un trauma vicario, también conocido como estrés traumático secundario. Si te sientes abrumado, no estás solo.

el artículo continúa después del anuncio

Además de la destrucción de la naturaleza, puede que estés angustiado por las continuas luchas políticas sin precedentes y la incertidumbre social. Puede que la epidemia de opioides que azota la tierra esté contribuyendo a tu estrés. De hecho, la propia epidemia es un indicador de lo estresada -y sin apoyo- que se siente la gente. Y luego -sin relación con los acontecimientos nacionales o internacionales- está la vida normal, que a veces puede ser un reto adicional.

Sea cual sea el origen, el estrés creciente, continuo o traumático puede hacer que te sientas inusualmente ansioso, irritado, preocupado, agotado y desmotivado. He aquí diez consejos para afrontar de forma constructiva el estrés abrumador durante los momentos difíciles, para que pueda prevalecer y vivir plenamente.

Fuente: Deborah L. Davis

Sabe qué es el estrés. El estrés es el resultado de tu fisiología. Cuando su cerebro detecta una amenaza (como un ruido fuerte, ser criticado o una araña en la pared), envía una oleada de hormonas del estrés (como el cortisol y la adrenalina) a través de su torrente sanguíneo. Esto aumenta el ritmo cardíaco, la respiración y la tensión en el cuerpo. Percibir muchas amenazas puede dar lugar a sentirse «estresado», lo que pasa factura a su salud física y emocional.

Sabe que el estrés es inevitable. No intente desterrarlo de su vida. El estrés se produce. Su objetivo es gestionarlo.

Fuente: Deborah L. Davis

Para controlar el estrés, céntrate en calmar tu cerebro y tu cuerpo. Un cerebro/cuerpo crónicamente estresado es más propenso a sentirse abrumado, incluso por pequeños factores de estrés. Es como si perdiera la perspectiva. Por ejemplo, recuerda cómo te irrita aún más una larga cola en un semáforo cuando ya estás estresado por el hecho de llegar tarde. O recuerda cómo te irrita más tu pareja o tus hijos cuando tienes hambre o estás cansado o «demasiado ocupado». Si puedes centrarte habitualmente en hacer lo que calma a tu cerebro, serás más resistente y podrás seguir la corriente y no sudar por las cosas pequeñas.

el artículo continúa después del anuncio

Busca múltiples formas de calmar tu cerebro. Múltiples formas significa que tienes múltiples herramientas a tu disposición y múltiples oportunidades para hacer lo que puedas, cuando puedas. Y cuanto más practiques en calmar tu cerebro, más te beneficiarás. Algunos ejemplos de cosas que puedes hacer cada día para cultivar un cerebro tranquilo son salir a la naturaleza, participar en actividades sociales con regularidad, dormir lo suficiente, ser físicamente activo y comer alimentos nutritivos.

Aprenda técnicas para calmar el cerebro. Las técnicas específicas para calmar el cerebro incluyen la respiración meditativa, el yoga y ser un observador atento de sus pensamientos y sentimientos. Cuanto más hábil sea en las técnicas para calmar el cerebro, más fácilmente podrá emplearlas cuando más las necesite, durante los momentos de estrés.

Obtenga el apoyo y el cariño que necesita. Las investigaciones demuestran que la privación conduce a medidas desesperadas y a comportamientos destructivos. Por ejemplo, la adicción no es un fracaso moral o un trastorno de la personalidad, sino el resultado de la privación de apoyo social y de actividades atractivas. Del mismo modo, la inadaptación y los comportamientos destructivos suelen ser el resultado de no saber cómo afrontar el estrés o de no poder curar un trauma. Al obtener el apoyo y la crianza que necesitas, estás mucho más capacitado para buscar y tomar el camino correcto.

LO BÁSICO

  • ¿Qué es el estrés?
  • Buscar un terapeuta para superar el estrés
Fuente: Deborah L. Davis

Obtenga terapia. Un terapeuta cualificado puede ser una fuente eficaz de apoyo y cariño, y guiarte en la adopción de habilidades que te ayuden a cultivar un cerebro tranquilo. Con este apoyo, puedes aprender a gestionar tu estrés de forma que mejore la calidad de tu vida, incluyendo la productividad, la creatividad, las relaciones y la salud física. Aquí y aquí están los sitios web de dos terapeutas que conozco y respeto: puedes hacerte una idea de lo que la terapia puede hacer por ti y de cómo es el enfoque de un terapeuta cualificado. Utiliza «Find a Therapist» de Psychology Today para buscar terapeutas en tu zona y encontrar uno que se ajuste a tus necesidades.

el artículo continúa después del anuncio

Aprenda la reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR). La MBSR te enseña a minimizar y gestionar el estrés. Consulta IntoBalance.us para obtener más información sobre la atención plena, la meditación y un curso de MBSR de 8 semanas. Prueba su meditación de la respiración.

Busca un tratamiento basado en el cerebro para el trauma o el estrés abrumador. Si te sientes traumatizado (has tenido una experiencia aterradora o problemática que se te queda grabada, incluso si has sido testigo del trauma de otra persona) o si el estrés sobrepasa alguna vez tu capacidad de afrontarlo (como ataques de pánico, una sensación generalizada de ansiedad, depresión, deterioro del juicio, relaciones problemáticas o adicción), tu cerebro puede beneficiarse de una atención profesional. En particular, puede beneficiarse de una técnica terapéutica llamada EMDR, que permite a su cerebro procesar y archivar los recuerdos traumáticos, en lugar de mantenerlos en el escritorio donde pueden causar pensamientos intrusivos, ansiedad y ataques de pánico. Como la EMDR es tan eficaz, muchos terapeutas están formados en esta técnica… pregunte por ahí. También, mira aquí.

Fuente: Deborah L. Davis

Aprovecha los recursos. Hay muchos recursos para ayudarle a cultivar su bienestar emocional. Todos los recursos que se enumeran a continuación reflejan la nueva investigación sobre cómo el estrés afecta a nuestros cerebros, y cómo fortalecer su capacidad para manejar el estrés. Como siempre, vea lo que resuena con usted, pruebe algo nuevo y utilice lo que funciona.

Lecturas esenciales sobre el estrés

Lee libros que ofrezcan información y conocimientos sobre cómo funciona nuestro cerebro y cómo cultivar la calma y la resiliencia:

  • Un cerebro calmado
  • Mequilibrio (los autores son también consultores empresariales)
  • La forma consciente de superar el estrés
  • Mi golpe de perspicacia (el autor también tiene una charla TED muy valorada)

Mira vídeos de YouTube (mira cuáles te atraen):

el artículo continúa después del anuncio
  • Una breve demostración de cómo la respiración intencional calma el cerebro (3 minutos)
  • Un fascinante programa de televisión sobre el poder de la atención plena y la meditación (26 minutos)
  • La ciencia detrás de la meditación, animado (6 minutos)
  • Meditación de atención plena, animado (3 minutos)
  • Jon Kabat-Zinn (el creador de la reducción del estrés basada en la atención plena) sobre «¿qué es la atención plena?» su valor y en qué se diferencia del «pensamiento» (5 minutos)
  • Jon Kabat-Zinn sobre el poder de la atención plena (7 minutos)
Fuente: Deborah L. Davis

Aquí están algunos de mis otros blogposts sobre el tema de la gestión del estrés:

  • 7 hábitos que fomentan un cerebro tranquilo
  • Sobre la respiración meditativa
  • Sobre por qué la vida moderna es tan estresante
  • Hábitos conscientes que compensan el estrés de la vida moderna

¡La vida puede ser un viaje desafiante a veces, pero eres lo suficientemente fuerte, lo suficientemente inteligente y lo suficientemente resistente para manejar y prosperar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.