Bipedismo

Definición de bipedismo

El bipedismo define un método de locomoción mediante el cual los organismos maniobran en su entorno sobre dos pies, e incluye acciones como correr, saltar y caminar. Los organismos que habitualmente caminan sobre dos pies se denominan bípedos habituales y habitan en entornos terrestres. Los organismos que ocasionalmente soportan su peso sobre las dos patas traseras, como cuando luchan, buscan comida, copulan o comen, se dice que presentan un bipedismo limitado. Los organismos cuyo único método de locomoción en tierra implica dos pies se denominan bípedos exclusivos.

Otros términos utilizados para etiquetar los tipos de movimiento bípedo incluyen el bipedismo facultativo y el bipedismo obligado; sin embargo, la distinción entre los organismos que utilizan el bipedismo y los que no lo hacen no está tan clara. Los comportamientos bípedos se encuentran en un espectro en el que los animales pueden estar en el extremo facultativo, en el extremo obligado o en algún punto intermedio.

Cambios en el esqueleto para el bipedismo en los humanos

En los humanos, el foramen magnum -el orificio del cráneo por el que la médula espinal sale de la cabeza- está situado más directamente bajo el cráneo en comparación con los cuadrúpedos, lo que permite a los bípedos mantener la cabeza erguida cuando caminan en posición vertical.

El tórax de un humano es más plano (de dorsal a ventral) que el de un cuadrúpedo. Esto mantiene la mayor parte del peso del pecho cerca de la columna vertebral y por encima del centro de gravedad, lo que ayuda a aumentar el equilibrio y a evitar que nos caigamos hacia delante.

La columna vertebral de los humanos tiene una curvatura característica en forma de S. La curva cóncava de la S sitúa el pecho directamente por encima de donde se unen la columna y la pelvis, y coloca el peso del pecho, de nuevo, en el centro de gravedad. Además de ofrecer un mejor equilibrio, la columna vertebral en forma de S también es buena para absorber el impacto mecánico que se produce al caminar.

La pelvis de los humanos es ancha y corta. Esta forma de cuclillas proporciona una mayor estabilidad para sostener un torso erguido y para transferir gran parte de la tensión mecánica del soporte de peso a las dos extremidades inferiores.

Los humanos tienen las piernas más largas que los brazos, mientras que los cuadrúpedos tienen los brazos más largos que las piernas. El fémur de los humanos es más largo, más recto y más fino que el de sus homólogos cuadrúpedos. Los huesos más largos permiten una mayor zancada. La forma más recta garantiza que el peso se distribuya uniformemente a lo largo del hueso. Además, la delgadez del fémur de un bípedo hace que su estructura sea más ligera.

El ángulo de valgo (el ángulo con el que el fémur desciende de la pelvis) en un bípedo es mayor que el de un cuadrúpedo. En un cuadrúpedo, el ángulo es cero; el fémur desciende sin inclinación, proporcionando una postura más amplia. En un humano, el fémur se inclina hacia dentro para juntar las rodillas, proporcionando apoyo en el centro de gravedad cuando se camina erguido.

Los pies de los humanos están especializados sólo para caminar. Los pies humanos son arqueados y han perdido la capacidad de agarrar objetos. El arco actúa como un muelle que absorbe los golpes y permite que el peso del cuerpo se transfiera del talón a la bola del pie mientras damos la zancada. Los dedos del pie se colocan para proporcionar un movimiento de empuje contra el suelo para empujar el cuerpo hacia adelante.

Teorías sobre el origen del bipedalismo

Hay varias teorías muy discutidas en torno a la evolución del bipedalismo en los homínidos. Algunas ya han sido desacreditadas, y otras siguen siendo contendientes viables. Sin embargo, la mayoría de estas hipótesis hacen hincapié en algún tipo de presión ambiental que favoreció la marcha bípeda. Otras se centran en cómo el bipedismo facilita la obtención de alimentos, la evitación de depredadores y el éxito reproductivo.

La teoría de la sabana

Ampliamente desacreditada por los científicos actuales, esta teoría postula que el bipedismo surgió por primera vez cuando los homínidos emigraron de los bosques sombreados al calor seco de las praderas debido al retroceso de los bosques durante una época de cambio climático. Con hierbas altas que oscurecían la visión y sin árboles que protegieran a nuestros primeros ancestros del sol, esta teoría sugiere que el bipedismo era ventajoso porque permitía a los primeros homínidos ver más lejos al proporcionar la altura necesaria para mirar por encima de la hierba. También se creía que la postura bípeda actuaba como un mecanismo de termorregulación que disminuía la superficie de la piel expuesta al sol por encima de la cabeza (modelo termorregulador). Otras ventajas que impulsaron la evolución del bipedalismo en la sabana, según esta teoría, fueron que la postura erguida facilitaba la obtención de alimentos en los árboles que, de otro modo, habrían estado fuera de su alcance, y que caminar a dos patas era más eficiente desde el punto de vista energético. Sin embargo, ahora sabemos que los homínidos ya habían adquirido la capacidad de caminar erguidos cuando aún vivían en las áreas de los bosques, antes de trasladarse a la sabana. Por lo tanto, los retos de la sabana y las ventajas del bipedismo en ella son irrelevantes para el surgimiento del bipedismo en la evolución humana.

Hipótesis del simio acuático

Más popular entre el público en general que entre los propios científicos, esta hipótesis sugiere que nuestros primeros ancestros adoptaron un estilo de vida más acuático después de ser superados y obligados a abandonar los árboles del bosque. Este grupo de simios, que dependía en gran medida de las fuentes de alimentación acuáticas, adquirió el bipedismo para poder vadear aguas más profundas y así obtener mejor el alimento.

Apoyando esta hipótesis, el modelo de vadeo se basa en el hecho de que los grandes simios y otros primates de gran tamaño vadean las aguas en busca de alimento y comienzan a caminar erguidos cuando se han metido hasta la cintura para mantener la cabeza por encima del agua. Aunque estudios recientes han encontrado algunas pruebas que apoyan esta hipótesis, todavía no hay suficientes para poder aceptarla o rechazarla de forma concluyente. Aun así, la mayoría de los científicos no consideran esta hipótesis con seriedad, sobre todo porque la mayoría de los primates evitan meterse en el agua a menos que sea absolutamente necesario. Las aguas están habitadas por criaturas mortales para los simios y los humanos, como los cocodrilos y los hipopótamos.

La hipótesis de la alimentación postural

Una de las hipótesis más probables de la evolución del bipedismo es la de la alimentación postural. Esta hipótesis se basa en la observación de que los chimpancés, nuestros parientes vivos más cercanos, utilizan el bipedismo sólo mientras comen. El hecho de poder estar de pie sobre las dos patas traseras permite a los chimpancés que están en el suelo ponerse de pie y alcanzar la fruta que cuelga en la parte baja, así como permitir a los chimpancés que están en los árboles ponerse de pie y alcanzar una rama más alta. Esta hipótesis sugiere que estas acciones bípedas ocasionales acabaron convirtiéndose en acciones habituales debido a lo ventajosas que resultaban para adquirir alimentos.

Otras pruebas que apoyan la idea de que el bipedismo surgió de la necesidad de maniobrar mejor en las copas de los árboles provienen de la observación de orangutanes que utilizaban las manos para estabilizarse cuando las ramas por las que se movían eran inestables. En otras palabras, los orangutanes se basaban en sus acciones bípedas para moverse por los árboles, y sólo utilizaban las manos como apoyo adicional cuando lo necesitaban. Esta adaptación habría sido muy útil mientras los bosques y sus árboles se adelgazaban.

Modelo de bipedismo temprano en Homininae

Una idea interesante en torno a la evolución del bipedalismo es que fue un rasgo en todos los primeros homínidos que se perdió o se mantuvo en diversos linajes. La idea surgió cuando se encontró un fósil de A. ramidus de 4,4 millones de años de antigüedad. Las estructuras fósiles sugerían que el organismo era bípedo, lo que dio lugar a la idea de que tanto los chimpancés como los gorilas comenzaron con una marcha bípeda, pero que cada uno evolucionó con medios de locomoción más especializados para sus diferentes entornos. Según este modelo, algunos chimpancés perdieron la capacidad de caminar erguidos cuando se establecieron en hábitats arbóreos. Algunos de estos chimpancés arborícolas adquirieron más tarde un tipo particular de locomoción llamado caminar con los nudillos, como se ve en los gorilas. Otros chimpancés adquirieron un tipo de locomoción diferente que les facilitaba caminar y correr por el suelo, como se observa en los humanos.

El modelo de la amenaza

Una sugerencia reciente postula que los primeros homínidos utilizaron el bipedismo para parecer más grandes y amenazantes y evitar que los depredadores los vieran como una presa fácil. Muchos no bípedos hacen esto cuando se ven amenazados; sin embargo, esta idea afirma que los primeros homínidos utilizaron el bipedalismo durante todo el tiempo que pudieron y con la mayor frecuencia posible, tanto si se veían amenazados como si no, hasta que finalmente se convirtió en algo habitual.

El modelo de aprovisionamiento (masculino)

Esta teoría sobre la evolución del bipedalismo relaciona el bipedalismo con la práctica de la monogamia. Sugiere que, para mejorar las posibilidades de supervivencia de la descendencia, los primeros homínidos entablaron una relación de pareja vinculante en la que el macho buscaba provisiones y la hembra, a cambio de éstas, se reservaba para su pareja y cuidaba de su descendencia. Se supone que los machos proveedores de provisiones caminaban erguidos para liberar sus brazos y poder transportar la comida y los recursos a sus familias. Además, a medida que surgía el bipedismo y se producían cambios fisiológicos para adaptarse al nuevo estilo de vida, los recién nacidos experimentaban una mayor dificultad para agarrarse de forma independiente a la madre, lo que obligaba a ésta a utilizar sus brazos para llevar al niño y forzaba el uso de una marcha bípeda.

Quiz

1. ¿Cuál no es una fuerza impulsora del bipedalismo mencionada por las numerosas hipótesis propuestas?
A. El bipedismo permite la adquisición de fuentes de alimento en lugares más altos.
B. El bipedismo hace que el organismo parezca grande y temible.
C. El bipedismo libera las manos para otros usos distintos de la locomoción.
D. El bipedismo facilita el movimiento sigiloso.

La respuesta a la pregunta nº 1
D es correcta. La adquisición de alimento se menciona tanto en la hipótesis del simio acuático como en la hipótesis de la alimentación postural. El modelo de la amenaza menciona la opción B, y el modelo del aprovisionamiento se basa en la opción C. El sigilo no se menciona en ningún modelo o hipótesis que especule sobre los orígenes del bipedalismo.

2. Cuando camina por el suelo, un ave utiliza sus patas para dar saltos. ¿De qué tipo de bipedismo se trata?
A. Bipedismo obligado
B. Bipedismo facultativo
C. Bipedismo limitado
D. Bipedismo habitual

Respuesta a la pregunta nº 2
La A es correcta. El bipedismo obligado significa que el organismo no tiene ningún otro medio razonable de locomoción aparte de utilizar los dos pies. En el suelo, esto es cierto para las aves. El bipedalismo facultativo y limitado implica que el uso de dos pies no es el método de locomoción preferido del organismo, pero que el bipedalismo se utiliza en situaciones en las que es conveniente. El bipedismo habitual implica que caminar es la forma regular de locomoción, pero un ave volará regularmente.

  • Teoría de los simios acuáticos (s.f.). Recuperado el 13 de junio de 2017, de http://www.primitivism.com/aquatic-ape.htm
  • Cambios en el esqueleto humano debido al bipedismo. (2017, 08 de junio). Recuperado el 13 de junio de 2017, de https://en.wikipedia.org/wiki/Human_skeletal_changes_due_to_bipedalism
  • Ko, K. H. (s.f.). Orígenes del bipedismo. Recuperado el 13 de junio de 2017, de http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1516-89132015000600929

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.