Cómo tratar los sarpullidos del bebé en casa: ¡consejos y remedios!

Esa sonrisa desdentada, esos piececitos, ese adorable contoneo… ¡hay ciertas cosas con las que siempre puedes contar para tu bebé y los sarpullidos son casi siempre una de ellas!

Los sarpullidos del bebé en la cara o en el culito de tu pipsqueak son comunes, aunque dolorosos y con picores. Así que, antes de que saques la peor conclusión posible, veamos los tipos de sarpullido más comunes en los bebés.

Acné

Aparecen como pequeñas protuberancias rojas en la piel y normalmente no progresan hasta la fase de puntos negros o blancos. Este es el sarpullido infantil más frecuente en la cara.

Piel escamosa o seca

Los parches de la piel se vuelven secos y escamosos, como en los adultos. A veces, la piel puede inflamarse si no se toman medidas rápidas.

Milia

En la nariz y las mejillas del bebé aparecen protuberancias blancas (muy parecidas al acné de los adultos).

Caperucita

Este tipo de erupción aparece sobre todo en el cuero cabelludo del bebé (de ahí el término «caperucita») y se caracteriza por una piel roja e irritada con una costra amarillenta y grasienta. Si no se trata, puede extenderse rápidamente a los brazos, las orejas, el cuello y la cara del bebé.

Eczema

Este tipo de erupción tiene el aspecto de manchas rojas e hinchadas en la piel del bebé, sobre todo en la zona del pecho.

Calor crujiente

También conocidos como sarpullidos por calor, estos bultos rojos pueden confundirse a menudo con el acné. Sin embargo, sólo aparecen en lugares susceptibles de sudoración y sobrecalentamiento, como las axilas y el cuello.

Sarpullido del pañal

Término general para las erupciones que aparecen en la zona del pañal de tu bebé. Se produce sobre todo cuando se utilizan pañales desechables en lugar de pañales de tela. La piel del bebé se enrojece y pica. La dermatitis del pañal desechable es muy común, sin embargo, se puede prevenir si empiezas a usar pañales de tela.

Previene las dermatitis del bebé con estos sencillos consejos.

  • Empieza usando un detergente suave para bebés (bajo en químicos) para toda la ropa de tu bebé. Los productos agresivos pueden provocar erupciones en la piel de tu bebé.
  • Cuando bañes a tu bebé, utiliza un limpiador suave e hipoalergénico en lugar del jabón habitual. Además, utilice agua tibia en lugar de caliente.
  • Cambie los pañales de su bebé con frecuencia. La sobreexposición a la humedad, al pis y a la caca son recetas seguras para las erupciones del bebé.
  • Seca bien la piel de tu bebé antes de aplicarle cualquier crema hidratante. Añadir crema incluso a una parte del cuerpo ligeramente húmeda puede aumentar gravemente las probabilidades de que aparezcan sarpullidos.
  • Da un respiro al trasero de tu bebé. Permanecer encerrado en un pañal puede hacer que la piel de tu bebé reaccione. Incluye en el horario de tu bebé un momento de desconexión diaria.
  • Limita el consumo de frutas ácidas y cítricas. Si está amamantando, vigile su propio consumo de tomates, naranjas y otros alimentos cítricos.
  • Para prevenir las erupciones de calor espinoso en la cara y el cuerpo del bebé, vístalo con ropa suelta y déle un amplio espacio para que su piel respire.

¡Remedios caseros para tratar los sarpullidos del bebé en la cara y el cuerpo!

Prueba estos remedios caseros para curar los sarpullidos de tu bebé de forma natural que además son más duraderos.

Aloe Vera

¡La cura más milagrosa de la naturaleza para los sarpullidos de cualquier tipo! La mejor forma de hacerlo es extrayendo el gel de las hojas y aplicándolo directamente sobre las zonas afectadas. Personalmente, doy fe de esto!

Mezcla de avena

La avena es muy rica en antioxidantes, por lo tanto, es un remedio casero increíble para las erupciones del bebé en la cara o el cuerpo! Una forma sencilla de hacer la mezcla sería poner la harina de avena y el agua en una licuadora y molerla hasta que se convierta en una pasta. Aplícala sobre la piel de tu bebé y déjala secar. A continuación, aclara con agua.

Neem

Cura centenaria para todo tipo de enfermedades de la piel, las propiedades antifúngicas y antiinflamatorias del Neem son estupendas para las erupciones de tu bebé, especialmente el eczema. Simplemente haz una pasta con las hojas de neem y aplícala generosamente en las zonas afectadas. Aclara con agua tibia.

Cáscaras de plátano

Una extraordinaria herramienta para el tratamiento de las erupciones cutáneas, las milagrosas propiedades curativas de las cáscaras de plátano siguen siendo desconocidas. Refrigera las cáscaras durante una hora aproximadamente y aplícalas sobre los sarpullidos de tu bebé. Nota la diferencia casi de inmediato!

Pepino

Particularmente eficaz en los sarpullidos del bebé en la cara, los pepinos también están cargados de propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir el picor y la irritación. Los síntomas del sarpullido se alivian casi al instante.

Su bebé tiene una piel muy sensible, por lo que evitar las cremas compradas en la tienda que contienen productos químicos innecesarios se convierte en algo totalmente importante. Sin embargo, si ninguno de los remedios mencionados le da resultado, debe consultar inmediatamente al pediatra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.