Enfermedad hepática inducida por el alcohol

Su riesgo de desarrollar una enfermedad hepática inducida por el alcohol aumenta con la frecuencia y la cantidad de alcohol que bebe. Casi 20.000 personas mueren cada año en Estados Unidos por una enfermedad hepática inducida por el alcohol.

Las etapas de la enfermedad hepática inducida por el alcohol

La enfermedad hepática inducida por el alcohol se presenta en tres etapas de gravedad creciente. Es importante tener en cuenta que no todas las personas que beben, incluso las que lo hacen en exceso, pasan de una etapa a la siguiente.

  • Hígado graso: Beber en exceso puede hacer que se acumule grasa en el hígado. Muchas veces no experimentará ningún síntoma, pero puede tener pérdida de apetito, dolor en el abdomen y náuseas. El hígado graso es reversible si se deja de beber.
  • Hepatitis alcohólica: La hepatitis alcohólica es una inflamación de su hígado, que puede ocurrir si usted bebe mucho durante muchos años. Suele ser reversible si te abstienes del alcohol durante semanas, meses o años. Los síntomas incluyen dolor y sensibilidad en el abdomen, ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), cansancio, náuseas y malestar general.
  • Cirrosis: La cirrosis es una enfermedad hepática avanzada, que se produce después de que el hígado haya estado inflamado durante mucho tiempo. Esta inflamación conduce a una cicatrización irreversible, que impide que el hígado funcione eficazmente para desintoxicar la sangre, sintetizar proteínas y producir las sustancias químicas necesarias para digerir los alimentos. Los síntomas en la fase inicial son cansancio, dolor abdominal, pérdida de peso, picor en la piel y pérdida de apetito. Los síntomas de la fase tardía incluyen ictericia, pérdida de cabello, hematomas, calambres musculares, vómitos, aceleración del ritmo cardíaco, confusión y aumento de la hinchazón abdominal.

Síntomas de la enfermedad hepática inducida por el alcohol

Los efectos del alcohol en el hígado dependen de la cantidad y el tiempo que se haya bebido. Estos son los síntomas y signos más comunes:

Hígado graso

  • A menudo no causa ningún síntoma.
  • Una acumulación de grasa en el interior de las células hepáticas agranda el hígado, causando molestias en la parte superior del abdomen (vientre) en el lado derecho.
  • Cansancio y debilidad.
  • Pérdida de peso.

Hepatitis alcohólica

  • Dolor sobre el hígado.
  • Fiebre.
  • Debilidad.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Amarillamiento de la piel y los ojos (ictericia).

Cirrosis alcohólica

Todos los síntomas de la hepatitis alcohólica y:

  • Hipertensión portal (aumento de la resistencia al flujo sanguíneo a través del hígado).
  • Bazo agrandado.
  • Poca nutrición.
  • Sangrado en los intestinos.
  • Ascitis (acumulación de líquido en el vientre).
  • Insuficiencia renal.
  • Confusión.
  • Cáncer de hígado.

Los síntomas de la enfermedad hepática inducida por el alcohol pueden parecerse a otros problemas de salud. Consulte siempre a un médico para obtener un diagnóstico.

Tratamiento de la enfermedad hepática inducida por el alcohol

El primer paso para tratar la enfermedad hepática inducida por el alcohol es abstenerse de beber. La abstinencia puede ayudar a revertir el daño a su hígado, si la enfermedad está en las primeras etapas, y prevenir el daño futuro. Dejar de beber por su cuenta puede ser difícil, por lo que su médico puede recomendarle asesoramiento y grupos de apoyo para ayudarle.

Su médico también puede tratar problemas relacionados comunes a las personas con enfermedad hepática inducida por el alcohol, como la desnutrición. También puede administrarle medicamentos como los corticosteroides para reducir la inflamación del hígado.

Si cree que puede estar bebiendo demasiado, hable con su médico para desarrollar un plan para reducir su consumo y sus riesgos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.