LSV – Carros de golf legales para la calle – Charleston Custom Golf Carts – Ventas de carros de golf personalizados en todo el país, servicio y reparación

ACERCA DE LOS CARROS DE GOLF LEGALES PARA LA CALLE DE CHARLESTON &:

Charleston Custom Golf Carts vende múltiples líneas de carros de golf legales en la calle, incluyendo Club Car & Epic Carts y somos un distribuidor local autorizado por el DMV. Nos encargamos de todo el papeleo, título & información de registro y formularios de matrícula para usted.

Las leyes de carros de golf y LSV (Vehículo de baja velocidad) en Carolina del Sur

El sistema legal no es universal; las leyes varían de un país a otro, de un estado a otro, y de una jurisdicción a otra. Si usted es un residente de Carolina del Sur y está considerando comprar un carrito de golf o un vehículo de baja velocidad (LSV) para bombardear alrededor del vecindario, hay una serie de leyes estatales en el lugar con respecto a cómo hacerlo con seguridad y en la adhesión a las normas y reglamentos del Departamento de Vehículos Motorizados y el Departamento de Transporte. Cuando se trata de las leyes sobre los LSV y los carros de golf en Carolina del Sur, están en vigor para proteger las carreteras, todos los vehículos que viajan por ellas y sus conductores y pasajeros.

¿Cuál es la diferencia entre un carro de golf y un LSV?

En un tiempo, los términos «carros de golf» y «LSV» eran intercambiables, pero actualmente hay varias distinciones importantes entre los dos, establecidas por las leyes y reglamentos estatales y federales.

Carros de golf

Los carros de golf surgieron en la década de 1960 para transportar a la gente alrededor de los campos de golf. Aunque permanecieron en los campos durante años, el Instituto Nacional de Normalización de Estados Unidos (ANSI) definió los carros como vehículos sin medios de autopropulsión. A principios del siglo XX, los carros tradicionales quedaron obsoletos con la llegada de los motores de combustión interna y eléctricos. Esto supuso un cambio en la definición de carreta a vehículo motorizado.

En las décadas de 1980 y 1990, las comunidades residenciales estadounidenses comenzaron a evolucionar hacia comunidades planificadas a gran escala, especialmente en las zonas costeras. En estas comunidades, los carros se convirtieron en vehículos muy populares para transportar suministros y pasajeros por el barrio, o para recorrer distancias cortas, ya que eran eficientes, pequeños y respetuosos con el medio ambiente. A medida que las comunidades empezaron a ser conocidas como «comunidades de carros de golf», la tendencia de utilizar los carros para más lugares que los enlaces se extendió por toda la nación.

Una de las diferencias más fuertes entre la designación de un carro o un LSV viene determinada por la velocidad del vehículo. Los carros tienen una velocidad máxima de 20 mph, mientras que los LSV pueden ir hasta 25 mph.

Los LSV

Los vehículos eléctricos de baja velocidad se hicieron muy populares a finales del siglo XX, ya que estaban en línea con las tendencias de baja huella ambiental. Con la creciente popularidad, surgió la necesidad de establecer algunas leyes relativas a su uso en las vías públicas.

La designación de LSV por parte de la Administración Nacional de Seguridad Vial

La Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA) estableció la diferencia entre lo que se denominaba un LSV y un vehículo eléctrico de barrio. Esta clase de vehículo motorizado se diferenciaba de los carros de golf tradicionales.

Los LSV son vehículos motorizados destinados a viajes cortos, salidas sociales y propósitos confinados principalmente a comunidades planificadas, campos de golf o comunidades de jubilados. Tienen cuatro ruedas, una velocidad máxima de más de 20 mph, pero no más de 25 mph, y pesan menos de 3.000 libras.

Para ser aprobados por el Departamento de Transporte y el Departamento de Vehículos de Motor, tanto los LSV como los carros tienen que estar equipados con una serie de características de seguridad, tales como parabrisas construidos a partir de vidrio de seguridad automotriz, indicadores de giro, espejos retrovisores, limpiaparabrisas, faros, luces traseras, luces de freno, un freno de mano, y un cinturón de seguridad. Para los carros de golf o LSVs que viajan sólo hasta 20 MPH, sólo los requisitos de seguridad locales y estatales tienen que ser cumplidos.

Como una clase de vehículos de motor designados por la ley federal, LSVs tienen que tener un número de identificación del vehículo único (VIN) para el seguro y el registro.

Las leyes de los carros de golf en Carolina del Sur

Si usted está queriendo conducir un carro de golf en Carolina del Sur, hay leyes específicas que deben seguirse. Sólo los conductores con licencia que son mayores de 16 años están legalmente autorizados a operar un carro. Incluso si alguien menor de 16 años está acompañado por un adulto, todavía no se les permite conducir.

También hay una distinción con los tiempos de conducción como carros de golf sólo puede ser conducido durante las horas del día. Los carros de golf pueden conducirse dentro de las cuatro millas de la dirección a la que está registrado el carro, dentro de las cuatro millas de un punto de entrada o salida a una comunidad cerrada o en una isla a la que no pueden acceder los automóviles normales.

Los conductores no pueden beber mientras manejan un carro ni tener alcohol a su alcance, al igual que un vehículo de motor normal. Si un conductor menor de edad tiene un accidente, su tutor podría ser responsable penalmente por poner en peligro a los niños, así como civilmente por los daños que el accidente haya causado.

Para conducir un carro en una vía pública, necesitará tener una licencia de conducir válida, su certificado de registro del DMV y un comprobante de seguro de responsabilidad civil.

Las leyes de los LSV en Carolina del Sur

Muchas de las leyes relativas a los LSV son similares a las de los carros de golf, las principales diferencias se refieren a las diferentes velocidades. A 20 MPH, un vehículo sólo está sujeto a los requisitos locales y estatales. En el caso de los vehículos que alcanzan velocidades superiores a 20 MPH, están sujetos a las leyes y reglamentos habituales de los vehículos de motor en virtud de la legislación federal.

Los LSV que circulan por las vías públicas deben tener un VIN, faros, señales, luces traseras, luces de freno, reflectores, espejos exteriores, frenos de estacionamiento, parabrisas de cristal de seguridad y cinturones de seguridad para cada asiento para ser considerados legales en la calle. Ni los carros de golf ni los LSV pueden circular por una carretera con un límite de velocidad superior a 35 MPH, pero sí pueden cruzar una autopista o una calle con un límite de velocidad anunciado de más de 35 MPH.

Los LSV también deben ser manejados por un conductor con licencia y mayor de 16 años, y se aplican las mismas leyes de responsabilidad que rigen los carros de golf en lo que respecta a los conductores menores de edad y sus tutores. No se puede consumir alcohol mientras se conduce el vehículo, y el LSV tiene que estar registrado y asegurado con responsabilidad por daños a la propiedad y protección contra lesiones personales. Las restricciones de distancia son las mismas para los LSV que para los carros.

Cuando se trata de decidir entre comprar un carro de golf o un LSV, la principal distinción está en su uso y velocidad. Si el vehículo fue diseñado para alcanzar velocidades de más de 20 MPH, está sujeto a las regulaciones regulares de vehículos de motor bajo la ley federal, pero para usos más lentos, sólo se aplican las regulaciones estatales y locales. Si tiene previsto recorrer distancias más largas a una velocidad superior a 20 MPH, una LSV es la mejor opción; para un uso estrictamente en el vecindario a 20 MPH o menos, un carrito será más que suficiente. Independientemente de cuál sea su elección final, asegúrese de cumplir con todas las regulaciones estatales o federales que se aplican a su vehículo y su operación segura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.