Mesosaurus, el reptil acuático más antiguo conocido, probablemente pasó tiempo en tierra

El estudio sugiere que los mesosaurios más antiguos eran semiacuáticos, mientras que los juveniles pasaban la mayor parte del tiempo en el agua. Imagen: Roman Yevseyev y Graciela Piñeiro

Un análisis exhaustivo de los huesos fosilizados de Mesosaurus revela que los ejemplares maduros tienen rasgos anatómicos similares a los de los animales terrestres

– Por Tania Fitzgeorge-Balfour, escritora de ciencia

Los reptiles acuáticos más antiguos conocidos, los mesosaurios, probablemente pasaron parte de su vida en tierra, revela un nuevo estudio publicado en Frontiers in Ecology and Evolution. Los huesos fosilizados de Mesosaurus adultos comparten similitudes con los de animales terrestres, lo que -junto con la relativa escasez de restos fósiles terrestres de grandes ejemplares- sugiere que los mesosaurios más antiguos eran semiacuáticos, mientras que los juveniles pasaban la mayor parte del tiempo en el agua. Esta nueva investigación subraya la importancia de analizar a fondo los restos fósiles de todas las etapas de la vida de un reptil para obtener una apreciación completa de su estilo de vida y comportamiento.

¿El Mesosaurus era un reptil totalmente acuático? Una revisión sistemática

► Leer el artículo original

► Descargar el artículo original (pdf)

«A pesar de ser considerado el reptil totalmente acuático más antiguo que se conoce, los mesosaurios comparten varios rasgos anatómicos con las especies terrestres», dice la profesora Graciela Piñeiro, que realizó esta investigación en la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, Uruguay. «Nuestro análisis exhaustivo de las vértebras y las extremidades de estos antiguos reptiles sugiere que vivían en el agua durante las primeras etapas de su desarrollo, mientras que los adultos maduros pasaban más tiempo en la tierra.»Desde el descubrimiento de huesos de Mesosaurus inusualmente grandes en la Formación Mangrullo de Uruguay, Piñeiro y su equipo internacional de colegas se preguntaron por qué los especímenes más grandes, presumiblemente adultos, de alrededor de dos metros de longitud, no eran tan abundantes como los esqueletos de mesosaurios de alrededor de 90 cm.

«Los especímenes más grandes, al menos el doble de la longitud de los fósiles de Mesosaurus más comúnmente reportados, podrían ser simplemente individuos excepcionalmente grandes. Sin embargo, las condiciones ambientales de la laguna del Mangrullo, donde vivían, eran duras, lo que dificultaba que algún mesosaurio alcanzara un tamaño y una edad tan grandes», explica Piñeiro.

Continúa: «Entonces nos dimos cuenta de que, en comparación con los especímenes más pequeños y mejor conservados, los fósiles de Mesosaurus más grandes estaban casi siempre desarticulados, muy erosionados y mal conservados. Esto sugería que estos especímenes más grandes habían estado expuestos al aire durante mucho tiempo cuando murieron.»

Relacionado: Polillas en el barro pueden descubrir secretos prehistóricos

Durante la reconstrucción de un esqueleto de Mesosaurus y el análisis de esqueletos que representan diferentes etapas de la vida de este antiguo reptil, los investigadores examinaron los restos en busca de evidencias de una existencia terrestre y terrícola.

Los animales terrestres, semiacuáticos y acuáticos muestran una clara diferencia en los perfiles óseos, por lo que utilizaron la morfometría para analizar la forma de los huesos fosilizados. Se examinaron 40 especímenes de Mesosaurus, desde juveniles hasta adultos, y se compararon sus perfiles óseos con los de reptiles similares conocidos por ser acuáticos o semiacuáticos, como los cocodrilos y las iguanas marinas.

«El tarso de los mesosaurios adultos (un grupo de huesos en la región del tobillo) sugiere una locomoción más terrestre o anfibia en lugar de un comportamiento totalmente acuático como se había sugerido ampliamente antes», dice Pablo Núñez, también basado en la Universidad de la República. «Sus vértebras caudales, los huesos de la cola, también mostraron similitudes con animales semiacuáticos y terrestres. Esto apoya la hipótesis de que los mesosaurios más antiguos y grandes pasaron más tiempo en tierra, donde la preservación de los fósiles no es tan buena como en el ámbito subacuático».

Publicados como parte de una colección de artículos especiales sobre Mesosaurios, estos hallazgos tienen implicaciones más amplias, tanto para futuras investigaciones sobre los primeros animales prehistóricos que ponían huevos con membranas embrionarias como para la comprensión de la evolución de los reptiles.

Piñeiro explica: «Nuestro estudio subraya la importancia de trabajar con fósiles que representen a toda una población de una especie, incluyendo una amplia gama de juveniles y adultos, antes de establecer interpretaciones paleobiológicas sobre su estilo de vida y comportamiento»

Continúa: «Estos hallazgos también tienen importantes implicaciones sobre el estilo de vida inferido de especies estrechamente relacionadas con los mesosaurios, particularmente en el contexto de la evolución del huevo amniótico. Por ejemplo, gracias a nuestro anterior descubrimiento de un huevo de mesosaurio y de embriones dentro del cuerpo de la madre, nuestros nuevos hallazgos pueden dar apoyo a hipótesis anteriores que sugerían que el huevo amniótico podría haber aparecido en animales acuáticos o semiacuáticos como estrategia para salir del agua y evitar la depredación.»

Artículo original: ¿Fue el Mesosaurus un reptil totalmente acuático?

Directrices de publicación: El acceso abierto y compartir la investigación es parte de la misión de Frontiers. A menos que se indique lo contrario, puede volver a publicar los artículos publicados en el blog de noticias de Frontiers, siempre que incluya un enlace a la investigación original. La venta de los artículos no está permitida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.