Psicología social: ¿qué es y por qué es tan importante?

Dentro del área de la psicología podríamos hacer una división entre psicología aplicada y psicología básica. La psicología básica estudia procesos psicológicos simples como la percepción, la atención, la memoria, el lenguaje y el aprendizaje. Por otro lado, la psicología aplicada se centra en el estudio de otras características de la psicología más relacionadas con la resolución de problemas. Dentro de la psicología aplicada existen diferentes vertientes, siendo la psicología social una de ellas.

La psicología social podría definirse como el estudio de la interacción de los seres humanos, especialmente en grupos y situaciones sociales, y destaca la influencia de las situaciones sociales en el comportamiento humano. Más concretamente, la psicología social se centra en el estudio científico de cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas se ven influidos por la presencia real, imaginaria o implícita de otras personas (Allport, 1985).

¿Qué investiga la psicología social?

La psicología social pretende estudiar las relaciones sociales (Moscovici y Markova, 2006). Se sostiene que los procesos psicológicos sociales difieren de los procesos psicológicos individuales. La psicología social trata de comprender el comportamiento tanto grupal como individual al reaccionar o pensar en el entorno social.

La psicología social tiende a estudiar el comportamiento de las personas a nivel grupal más que nada. Intenta describir y explicar el comportamiento humano reduciéndolo a variables psicológicas. De este modo, la psicología social busca establecer teorías sobre el comportamiento humano que ayuden a predecir los patrones de conducta antes de que se produzcan y así poder intervenir. Conociendo qué factores promueven determinados comportamientos, pretende intervenir y cambiar de alguna manera estos patrones.

Temas dentro de la psicología social

Los temas que abarca la psicología social son amplios y variados (Gergen, 1973). Centrándonos en algunos de los temas que constituyen su foco principal, podemos designar su identidad. La identidad social (Taylor y Moghaddam, 1994) o el grado en que las personas se identifican y comparten características dentro de los grupos es un factor que la psicología social estudia con frecuencia . La identidad social suele determinar el comportamiento de las personas. Por ejemplo, cuando una persona se identifica mucho con un grupo, entonces su comportamiento se corresponderá con las normas y valores de ese grupo.

Otro tema clásico de la psicología social son los estereotipos (Amossy y Herschberg Pierrot, 2001). Los estereotipos son la imagen que tenemos de otro grupo. Suele ser una imagen simplificada y generalizada que pretende categorizar a todos los miembros de un grupo específico. Por ejemplo, un estereotipo común en Europa es que los españoles son vagos. Las personas que tienen este estereotipo de los españoles, siempre que se relacionen con uno, pensarán que son vagos antes incluso de conocerlos.

Psicología social y prejuicios

Los prejuicios están estrechamente relacionados con los estereotipos (Dovidio, Hewstone, Glick y Esses, 2010). Los prejuicios son actitudes preconcebidas que nos hacen tomar decisiones rápidas sobre una persona o situación.. Son juicios que se hacen sobre la base de información incompleta, y suelen ser negativos.

En la actualidad, muchas personas creen erróneamente que todos los musulmanes son violentos e incluso simpatizan con el terrorismo. Incluso ante pruebas claras en contra de este juicio erróneo, muchas personas insisten en creerlo. Estas creencias influyen en sus sentimientos y comportamientos hacia las personas que practican esta religión.

Otra área de estudio de la psicología social son los valores (Ginges y Atran, 2014). Los valores son un conjunto de pautas que las sociedades establecen para su realización. Los valores suelen tener un consenso social y varían entre culturas. Los valores son tan importantes que para algunas personas se convierten en sagrados. A pesar de la irracionalidad de algunos valores, la gente los defenderá a ultranza e incluso hará grandes sacrificios por ellos.

Dada la gran variedad de temas que se estudian en la psicología social, no podemos comentarlos todos. Algunos que no se han tratado son la agresión y la violencia, la socialización, el trabajo en equipo, el liderazgo, los movimientos sociales, la obediencia, el conformismo y los procesos interpersonales y grupales.

Personas importantes en el mundo de la psicología social

Dentro del campo de la psicología social ha habido personas que han dejado una gran huella. He aquí algunos de ellos:

  • Floyd Allport: Más conocido por ser el fundador de la psicología social como disciplina científica.
  • Muzafer Sherif: Conocido por realizar el experimento de la «cueva de los ladrones» en el que se dividió a un conjunto de boy scouts en dos grupos con el fin de explorar los prejuicios en los grupos sociales. El experimento creó la teoría del conflicto grupal realista.
  • Solomon Asch: Dedicó su vida al estudio de la influencia social. Sus estudios sobre la conformidad son su trabajo más conocido, en el que utilizó líneas de diferentes tamaños para ver si los participantes daban las respuestas incorrectas. Efectivamente, daban la respuesta equivocada, no porque pensaran que las respuestas que daban eran verdaderas, sino simplemente para estar de acuerdo con las respuestas que daban otras personas.
  • Kurt Lewin: Conocido como el fundador de la psicología social moderna. Realizó aportaciones a la teoría de la Gestalt, estudió el concepto de distancia social y formuló la teoría del campo. Esta última demuestra que es imposible llegar a conocer el verdadero comportamiento humano si se encuentra fuera de su propio entorno.
  • Ignacio Martín-Baró: Además de psicólogo, fue sacerdote jesuita. Propuso que la psicología debía estar relacionada con las condiciones sociales e históricas del área donde se desarrolla. También debe estar relacionada con las aspiraciones de las personas que allí residen. Es el creador de la Psicología Social de la Liberación.

Otras figuras importantes

  • Stanley Milgram: Realizó experimentos de dudosa ética. El más conocido es su experimento sobre la obediencia a la autoridad. En él, un participante aplicaba descargas eléctricas a otro en presencia de una figura de autoridad . También es suyo el Experimento del Mundo Pequeño, también conocido como los seis grados de separación.
  • Serge Moskovici: Estudió las representaciones sociales. Se trata de la forma en que se reformula el conocimiento cuando los grupos se apoderan de él, distorsionándolo de su forma original. Serge también es conocido por sus estudios sobre la influencia de las minorías.
  • Philip Zimbardo: Más conocido por realizar el Experimento de la Prisión de Stanford. En este experimento tomó a algunos estudiantes y los dividió en dos grupos: un grupo de guardias de prisión y otro de prisioneros. Luego los metió en una cárcel simulada en el sótano de la universidad. Llegaron a la conclusión de que era la situación la que provocaba el comportamiento de los participantes y no sus propias personalidades.
  • Albert Bandura: Demostró que la violencia en los medios de comunicación fomenta el comportamiento agresivo en quienes los ven. Llevó a cabo un experimento en el que un modelo realizaba conductas agresivas con un muñeco, que a su vez era imitado por los niños. Esto se conoce como el Experimento del Muñeco Bobo. Bandura es también el creador de la Teoría de la Autoeficacia.

Resumen

Como podemos ver, la Psicología Social se centra en nuestro comportamiento social. Esto es un gran desconocido para los que están fuera, y es una de las revelaciones más sorprendentes para las personas que deciden estudiar psicología. Esto se debe a que muchas veces subestimamos el poder que los demás tienen sobre nosotros, ya sea directa o indirectamente. En este sentido, nos gusta vernos como personas totalmente independientes, capaces de actuar y sentir como queremos, sin que nuestro entorno nos influya demasiado.

Pero, estos estudios sobre psicología social nos han demostrado que esto no es en absoluto así. Por eso tienen tanto interés, y por eso esta área de la psicología puede enriquecernos tanto con sus descubrimientos.

Bibliografía

Allport, GW (1985). The Historical Background of Social Psychology.

G. Lindzey &E. Aronson (Eds.). The Handbook of Social Psychology. New York: McGraw Hill.

Amossy, R., Herschberg Pierrot, A. (2001). Estereotipos y clichés. Buenos Aires.

Eudeba. Dovidio, JF, Hewstone, M., Glick, P. y Esses, VM (2010) «Prejuicios, estereotipos y discriminación: Theoretical and Empirical overview».

Dovidio, JF, Hewstone, M., Glick, P., y Esses, VM (eds.) The SAGE handbook of Prejudice, Stereotyping and Discrimination. Londres: SAGE Publications Ltd.

Gergen, K. J. (1973). La psicología social como historia. Journal of Personality and Social Psychology, 26, 309-320.

Ginges, J. y Atran, S. (2014) «Sacred values and Cultural conflict»,

Gelfand, MJ, Chiu, CY, y Hong, YY (eds.) Advances in Culture and Psychology. New York: Oxford University Press, pp. 273-301.

Moscovici, S. & Markova, I. (2006). The making of modern social psychology. Cambridge, UK: Polity Press.

Taylor, D., Moghaddam, F. (1994). «Social Identity Theory». Theories of Intergroup Relations: International Social Psychological Perspectives (2ª edición). Westport, CT: Praeger Publishers. pp. 80-91.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.