¿Quién era Carlo Acutis? A CNA Explainer

Sala de prensa de Denver, 10 de octubre de 2020 / 10:10 am MT (CNA).-

Carlo Acutis, un adolescente italiano católico que murió en 2006, será beatificado el 10 de octubre en Asís.

Acutis, un jugador y programador informático que amaba el fútbol y la Eucaristía, ha sido objeto de interés en todo el mundo. ¿Quién era Carlo Acutis? Esto es lo que hay que saber:

¿Quién era Carlo Acutis?

Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991 en Londres, donde sus padres trabajaban. Pocos meses después, sus padres, Andrea Acutis y Antonia Salzano, se trasladaron a Milán.

De adolescente, a Carlo le diagnosticaron leucemia. Ofreció sus sufrimientos por el Papa Benedicto XVI y por la Iglesia, diciendo «»Ofrezco todos los sufrimientos que tendré que sufrir por el Señor, por el Papa y por la Iglesia».

Murió el 12 de octubre de 2006 y fue enterrado en Asís, a petición suya, por su amor a San Francisco de Asís.

Su causa de canonización se inició en 2013. Fue designado «Venerable» en 2018, y será designado «Beato» el 10 de octubre.

No hay anuncios disponibles

Así que era muy santo, ¿no?

Desde pequeño, Carlo parecía tener un amor especial por Dios, aunque sus padres no eran especialmente devotos. Su madre dijo que antes de Carlo, sólo iba a misa para su primera comunión, su confirmación y su boda.

Pero de pequeño, a Carlo le encantaba rezar el rosario. Después de hacer la primera comunión, iba a misa siempre que podía, y hacía las horas santas antes o después de la misa. Se confesaba semanalmente.

Pidió a sus padres que le llevaran en peregrinación – a los lugares de los santos, y a los sitios de los milagros eucarísticos.

Hubo frutos de la devoción de Carlos en su vida. Su testimonio de fe provocó una profunda conversión en su madre, pues, según el sacerdote promotor de su causa de santidad, «conseguía arrastrar a sus familiares, a sus padres, a misa todos los días. No era al revés; no eran sus padres los que llevaban al pequeño a misa, sino que era él quien se las arreglaba para ir a misa y para convencer a los demás de que comulgaran a diario».

Era conocido por defender a los niños del colegio que eran objeto de burla, especialmente a los discapacitados. Cuando los padres de un amigo se estaban divorciando, Carlo hizo un esfuerzo especial para incluir a su amigo en la vida familiar de los Acutis.

Y promovió los milagros eucarísticos, especialmente a través de un sitio web que construyó para promoverlos.

En el sitio, decía a la gente que «cuanto más a menudo recibamos la Eucaristía, más nos pareceremos a Jesús, de modo que en esta tierra tendremos un anticipo del cielo».

Cuando Carlo enfermó, su vida de fe aumentó. Se empeñó en ofrecer su sufrimiento por la Iglesia, por el Papa y por las personas que sufrían la enfermedad.

¿Y era un jugador?

Esto es lo que sabemos: A Carlo le encantaba jugar a los videojuegos. Su consola preferida era una Playstation, o posiblemente una PS2, que salió al mercado en el año 2000, cuando Carlo tenía nueve años. Sabemos que sólo se permitía jugar una hora a la semana, como penitencia y disciplina espiritual, pero quería jugar mucho más.

No hay anuncio disponible

Esto es lo que no sabemos: Qué juegos le gustaba jugar. ¿Tony Hawk Pro Skater 2? ¿Gran Turismo 3? Tenemos bastante curiosidad, y si CNA lo averigua, lo informaremos.

También era programador y, como ya hemos dicho, construyó una página web que catalogaba y promocionaba los milagros eucarísticos.

Al parecer, a Carlo también le gustaban los deportes y las actividades al aire libre. Pero, bueno, a muchos santos les gustaba el fútbol. ¿A cuántos les gustaba jugar a Kingdom Hearts? (o cualquier otro juego que le gustara jugar.)

¿Y estaba su cuerpo incorrupto?

Inicialmente, hubo informes de que el cuerpo de Carlo Acutis fue encontrado incorrupto.

Una portavoz de la beatificación de Acutis dijo a CNA que todo el cuerpo estaba presente cuando fue exhumado, pero «no incorrupto».

«Hoy… lo vemos de nuevo en su cuerpo mortal. Un cuerpo que ha pasado, en los años de sepultura en Asís, por el proceso normal de descomposición, que es el legado de la condición humana después de que el pecado lo ha alejado de Dios, la fuente de la vida. Pero este cuerpo mortal está destinado a la resurrección», dijo el arzobispo de Asís, Domenico Sorrentino, en la misa de inauguración de la tumba el 1 de octubre.

Sin embargo, reposará en una tumba de cristal donde podrá ser venerado por los peregrinos hasta el 17 de octubre. Está expuesto con unos vaqueros y unas Nikes, la ropa informal que prefería en vida.

Y su corazón, que ahora puede considerarse una reliquia, se expondrá en un relicario en la Basílica de San Francisco de Asís. Su madre dijo que su familia había querido donar sus órganos cuando murió, pero no pudieron hacerlo a causa de la leucemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.